sábado, noviembre 24, 2007

Moi, je suis dans le soleil


El mundo se compone de dos elementos: la luz y los objetos golpeados por la luz.

Para Sú/Pokelandia, por la nitidez de su amistad.

19 comentarios:

Antonio Azuaga dijo...

…Y un tercero, con tu permiso: la mirada que se hace cargo de su sombra.
Me recuerda a los prisioneros de Platón en su implacable caverna; y algo muy parecido a ese texto debió de ser lo que les dijo el encadenado fugitivo cuando regresó a ellos: les habló de mundo, luz y objetos.
Un abrazo (por cierto, a ver si te abono un día de estos esa deuda atrasada de admiración que tengo contigo).

pokelandia dijo...

Muchas gracias por la parte que me toca. Estoy contenta de ser uno de esos objetos golpeados por tu (vuestra) luz y amistad. Ahí queda eso.
Por cierto, eso no te exime del relato.
De nuevo gracias.

la tua mamma dijo...

La censura es la mordaza del pueblo...

samsa777 dijo...

Susana: gracias por la visita y por estar ahí siempre. Dale besos a Christian de mi (nuestra) parte; pronto habrá una entrada para él.

Antonio: muchísimas gracias; ¡no tienes ninguna deuda conmigo! jajaja Tienes toda la razón: la mirada es el tercer elemento necesario.

Mamma: tu sei... aspecta... non ho parole, bella.

!Besos y gratitud a todos!

Abril dijo...

Hola, qué tal? Pues deberías tener eso de que te mandan los comentarios a la cuenta... yo sino no me enteraría... :)

Sí, la luz y los objetos... y cuándo no somos golpeados por la luz, peor... ¿no?

Un beso.

noespbl dijo...

Muy bien, con esto se completa la idea. Luces, sombras y miradas.
Saludos de domingo helado.

Julio Castelló dijo...

Te veo, te veo...

Ana María Vilchez dijo...

Me he desaparecido.
Lo sé.
Pero una sombra
se ha quedado
en tu luz.


Agua.


P.S. Gracias por estar.-

samsa777 dijo...

Abril: pues sí, debería conectar esa función, la verdad. Me gusta tu apreciación: la luz sobre nosotros.

Nspble: ya conocías la idea y me alegró mucho que te sorprendiese en su momento. Gracias.

Julio: yo te veo y te añoro.

Sara Tusta dijo...

pero el sol vibrante de la voluntad contrasta con el claroscuro de la ignorancia maliciosa

samsa777 dijo...

Eso sería lo mejor, pero no siempre se cumple, me temo. Gracias por la visita.

Vanlat dijo...

No puedo dar aquello que no tengo.
Ni pintar luces en zonas sombrías.
Ni arañar oscuridades a lugares luminosos.
No puedo dar aquello que no está.

Tres días sin visitarte y me sorprendes con esto... samsa ¿Tú qué decides ser?

Dulce ARSÉNICO dijo...

Está claro que si yo me tuviera que quedar con algo sería con los cuerpos. Supongo que tú, que tienes alma de fotográfo, prefieres la luz.Las miradas son indiscretas.

Y sí, mea culpa, fui yo la que suprimí el comentario porque lo subí con sólo dos letras por error.

Te echamos sólo un poco de menos en la reunión del viernes. Hubo hasta mojitos. La próxima vez no puedes faltar. La reunión sólo mujeres estuvo genial, pero faltaba uno.

Un abrazo

samsa777 dijo...

Ana María: tu estancia es siempre más que grata; desaparecer en la luz...

Mari Paz: ¡Traidoras! jajaja No te preocupes, que en la próxima no os escapáis. No sabes cómo me alegro de vuestra reunión. A mí me faltasteis dos.

vanlat: creo que prefiero ser penumbra (uno de mis conceptos preferidos): casi sombra. Gracias por venir.

grande dijo...

DESlUMbRAdOS NoS TIEnes, oYE...

grande!

Pepa Cobo dijo...

Me ha gustado esta última foto. La luz, el objeto y la mirada que lo compone y descompone: Composición.
Sugenrente...Dos realidades que nos divide.

Besitos

samsa777 dijo...

Mil gracias, Pepa, Grande. Es un placer visitar vuestros espacios y que vosotros visitéis el mío.

Un abrazo.

Vanlat dijo...

Te visito a menudo y me pasa lo que algunos dicen que les pasa también cuando visitan mi blog y es que... me quedo muda ante la imagen.

Por cierto, caballero que es usted un tanto escurridizo... (Mañana sabrás porqué)

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

quisiera darle la enhorabuena por esta página. He echado una rápida ojeada y me ha gustado. Soy alumno de la universidad de Alcalá y al no disponer de su correo electrónico he decidido preguntarle por este medio. Quizá la pregunta sea algo indiscreta. No sé ni siquiera cómo plantearla y temo extenderme mucho.
No sé si quiero ser escritor, me suena demasiado grandilocuente. Lo único seguro es que en estos momentos me encanta escribir. No escribo mucho; uno o dos poemitas al día. Casi nunca los retoco. Son como fogonazos. Algunos días no escribo.
Leí su libro Variadas posiciones del amante y no me defraudó. Con muchos libros me suele pasar que no cumplen con las expectativas. Aunque no soy yo quién para juzgar a un profesor-poeta; perdón si no le gusta que le llamen así.
Mi pregunta es la siguiente: ¿no puede perturbar o desviar de su camino un curso de verano como el que organiza usted junto a Julia Barella o la lectura de un Curso de iniciación a la escritura poética? No critico su libro, no es eso lo que pretendo. Lo que intento decir es que un escritor, en teoría no necesitaría ese tipo de "ayudas".
Tengo dudas acerca de si resultaría positivo asistir al curso. En ningún caso dudo de la calidad del mismo, sino de sus posibles beneficios o más bien "efectos secundarios".

PD. Temo no haber podido saber ser más claro.

Un saludo.