domingo, agosto 30, 2009

Magerøya



Como si cada palmo de la tierra
aspirase a ser mar, luz y horizonte.

7 comentarios:

Ramiro Rosón dijo...

Me gusta la unión de los elementos (tierra, mar y cielo) que se percibe en estos dos versos. ¿La foto es de un amanecer o de un ocaso? La mar sombría de la foto me recuerda a unos versos de Machado:

“Palpita un mar de acero de olas grises
dentro los toscos murallones roídos
del puerto viejo. Sopla el viento norte
y riza el mar. El triste mar arrulla
una ilusión amarga con sus olas grises.
El viento norte riza el mar, y el mar azota
el murallón del puerto.
Cierra la tarde el horizonte
anubarrado. Sobre el mar de acero
hay un cielo de plomo.”

Un saludo.

ClothoBoBardi dijo...

Me anima a dibujar... Ya estoy cogiendo las acuarelas...Un abrazo enorme para los dos!!!!:-)

Azul, camino de NuncaJamás. dijo...

Os he echado de menos.

Julio Castelló dijo...

Nos ponemos al día...

Amparo dijo...

Sólo con horizonte vale.
Habrás pasado fresquito, jo.

Preciosa foto

Beíta dijo...

Oye, yo esa foto de todas las que pusiste no la vi.
Y es bonita

¡Un besoooo!

marisa dijo...

Llevo tiempo leyendo estos versos...Entro, los leo, entro los leo...Me quedo bloqueada, cosa rara en mí, y vuelvo de nuevo.Ahora entiendo que yo, como la tierra, siempre aspiro a ser mar, y si no luz, o al menos, horizonte.
Gracias por la belleza.