martes, enero 22, 2013

En apenas dos meses,






catedrales.                                          


6 comentarios:

Amparo dijo...

Sí, siempre es así y siempre parece un milagro.

ClothoBoBardi dijo...

Oh! Qué hermoso! Y que sean altas, muy altas... Aunque también generen mi.. aaa...aaahhh...chííísss... alergia...

veridiana dijo...

la renovación de la vida...

(Verde clorofila)

Un beso.

Claudio Lacomba dijo...

Eso sí que son bóvedas de nervios.
Saludos.

samsa777 dijo...

Es un milagro. Ahora sé que sí existen.
Gracias a las tres.

samsa777 dijo...

Y a ti, Claudio, por supuesto (acabo de ver este comentario en el escritorio de Blogger jejejej).
Más abrazos.