martes, noviembre 21, 2006

En descargo de mis cintas



Esnobs del mundo: sabed que coleccionar vinilos ya no se estila. Ahora tenéis la obligación moral de buscar cintas antiguas... ¡Seguidme!

7 comentarios:

Merie dijo...

En un vinilo guardo mis recuerdos más antiguos, en cintas el ayer. Poseos cds repletos de historias que no nacen y dvds quemados con mi hoy...

Si llano colecciono el pasado ¿Tendré que vivir mi presente?

Te sigo ¿dónde me llevas?

narvala dijo...

Pues espero que no muy lejos porque el muchacho en cuestión tiene novia que para más INRI es una servidora.
Saludos,

Narvala

Merie dijo...

Sé que tiene novia, aunque no te conozco... En realidad yo también tengo pareja.

Sin embargo, creo que mal interpretas mis palabras. El alumno sigue al maestro, los hijos a los padres y los amigos se acompañan... Seguro que por su mente no pasa ni un segundo la idea de llevarse a nadie a sitios donde no estuviera bien visto ir.

La relación entre el poeta y el lector, no es física, no es carnal. La poesía inspira y eleva, nos ayuda a abrir una puerta que la mente mantiene cerrada. En pocas lineas nos cuenta tantas cosas que nos vemos incapaces de abarcarlas, y las leemos y las releemos - una y mil veces si haciera falta. Lloramos y reimos, soñamos y dormimos... Eso amiga es la literatura, eso es la poesía para mí.

Lo único que deseo es que nunca deje la pluma a un lado, y tú nunca dejes de leerle, porqué cuando escribimos no hay nada más hermoso que ver como tus palabras acarician a los demás transmitiendo una gran parte de ti.

¡Muchos saludos, ninguno de ellos malintencionados!

samsa777 dijo...

¿Nos conocemos? Sólo por el apelativo no caigo...

Merie dijo...

Sí, pero bueno ¿Quién esclaviza la palabra a la forma? Un hombre o una mujer, adolescente o cuarenton, anciano o niño.

Bueno, ya me paré mucho en este lugar que no es el mio. Creo que si vos me das permiso seguiré leyendo en las fotos, sin molestar más con mis comentarios. Quietecilla.

Ya nos veremos por el mundo.

samsa777 dijo...

No lo decía por nada. Simplemente me gustaría saber de qué nos conocemos y caer por fin en la cuenta de quién eres... Me dejas con la duda...

Se trata de curiosidad, no de hostilidad. Y claro que me gusta que la gente comente, porque por eso cuelgo fotos. Estás, por supuesto, invitada a seguir haciéndolo.

Francisco

Anónimo dijo...

Qué chungo todo. Viendo este caso mediré mis palabras cuando escriba en un blog. No me vaya a pasar lo mismo que a esta pobre...